18 feb. 2015

Presencia disuelta

Me deja indefenso tu abrazo

es que no hay amenaza
salvo la rendición de mi alma
derretida
recubriendo tu cuerpo casi ajeno

y te reconozco
en todas las siluetas
que atraviesan las ventanas del pasado

porque tu abrazo no sabe
qué es el tiempo
tan solo entiende la disolución de mi presencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario