28 sept. 2009

Satélite ahogado


No me queda otra

que huir de las ausencias

y tirar de ilusiones

e ilusiones

Viviré de apurar

la mitad inquietante

cansada y en vilo

de mi péndulo interminable

Y otra vez

parchearé vuestros abrazos

agarrando momentos vagos

inflamables, consumidos

Y desde el vacío palpitante

deformaré tu rostro

en escayolas

de tamaños naturales

cegado en burdas copias

que se derritan con el alba

Y cuando el mañana

me devuelva a tus orillas sumergidas

remaré peleado cada paso

hacia el abierto mar incontrolable

donde no me echen

las inhabitables cenizas

de los añorados paraísos imposibles


Y quemaré cada costa


Y, ya sin madera

comprobaré si sé nadar

si soy un pez

o un satélite ahogado


Me cago en tó (Abril 2009)


Me cago en que nos vimos

lo justo para engancharnos

Me cago en que te irás antes de que vuelva

Me cago en que te quedarás donde no estoy

Me cago en mi trabajo presente

en tu trabajo secreto

y en tu trabajo futuro

Me cago en lo que me queda aquí

y en no saber lo que me queda hasta ti

Y después de cagarme en tó

desahogado

sigo pensándote

porque es lo que hay