29 oct. 2012

Día libre


He decidido tomarme el día libre
del mundo por unas horas
nadie me echará en falta

Me he paseado como un turista
(siempre lo hago)
y he descubierto nuevas calles
casas impensables
luces que solo vuelven cada otoño

Hoy me ve quien no me mira
ni la apariencia me reconoce
tan expuesto como invisible
soy inútil para el recuerdo
oculto por la música
de mi cabeza, por la añoranza
de los que esquivo, por la belleza
de lo importante

Es curioso querer huir
de todos para reencontrarme
(siempre lo hago)
y que hoy no esté para mi mismo
solo para los ausentes, para saltar
en los montones de hojas secas
como un niño, para intuirme
en los rincones

El poeta es


El poeta es
un ser contradictorio
busca palabras
que no quiere encontrar

El poeta es también
un ser afortunado
encuentra palabras
que no andaba buscando

23 oct. 2012

Dos páginas en blanco


Sé que esta página debería estar en blanco
y por eso no escribo
sé que no cumplo lo que digo
y que traigo decepciones, ¡qué me importan!
mañana habrán mutado, disfrazadas
de destino, mis dudas, bañarán de identidades
consentido, volveré a decirte digo

Ésta otra página también estaba en blanco
y como cumpleaños, merecía cualquier cosa
Conozco cierta gente que se escribe
pretendiendo merecerlo y llena
su vida garabateada de ruidos, los vacíos
de sosos cumpleaños

Madrid nunca volverá a ser la misma


Madrid se mueve por influjo de las nubes
que pasean nuestros perros y a nosotros
repicando las campanas con un ritmo
insospechado, han cambiado el tiempo
y las horas son mas lentas
nos dan pie a escucharnos, como antes
a olvidar el pasado sin demora
a reinventarnos

Las nubes a mi tarde han vuelto incierta
le han dejado dos páginas en blanco
dudo si las olvidé o si nunca fueron sueños
derramados sueños que no importan ya
dos páginas que harán mitos los detalles
construidos por las nubes que nos mueven

Madrid nunca volverá a ser la misma
será una balada, frenará sus gestos, parará a pensarse
envejecerá con calma

25 sept. 2012

A ese hombre que ves




A ese hombre que ves
difuminado en nuestra vida

de niño también las estrellas lo alcanzaban

de niño a salvo mantenían unos brazos

Hace tiempo que se impuso el olvido
que sus calles aún tenían otros nombres

y eran familiares los rostros
tan epidérmicos como hoy nostalgias
 

Ya no se refleja en los cristales
son humanas e insalvables las distancias

como esquinas nocturnas
como juicios sumarios
vacíos salpicados de estela agria

y silencios tangenciales

 
Tantas percepciones ya no importan
sean extranjeras o egoístas

ya ni siquiera merece los rumores
que cantan al abismo y pasan


Ya no lo ves
y un día fue tu vida


18 sept. 2012

A la luz muda nunca me acostumbro

               
Irrumpe en la calle otra noche de sonrisa absurda
mi ventana se salva soñando
con azoteas por encima de las nubes
se salva
Cada otoño cuestan más los escalones
y me van amontonando los ruidos
los encaro de nuevo,  camuflado
por brasas como ocasos
bajando a sus techos vaporosos
a cloacas flamantes y celdas sin patios
Quizá el vértigo sea el único clamor posible
y en mi ventana sea contener la vista
te digo: no confundas a las nubes, no sonrías
mañana, como siempre
tendrás que culminarlas

5 ene. 2012

El extraterrestre

El extraterrestre era, en realidad, un hombre
que no se acordaba que era hombre
Volvió a la tierra
como salido de un largo y placentero sueño
entreabriendo los ojos tímidamente
sin querer despertar, y animándose a la luz
conforme los colores le iban trayendo a la tierra
Era un hombre que lo había olvidado todo
y que recordaba vidas enteras en un instante incontable
Debe (y sufre) volver a ser
en un par de pisadas por la arena
Recuerda lo que ve y lo que veía
y forma un cuerpo de donde no había nada
Recuerda cuando se formó más allá del viaje galáctico
de un vacío sin colores, sin luz
La sorpresa de ser humano se decide cuando por primera vez le ignoran
y entonces la recuerda como todas
Todo acaba cuando alguien le necesita
Es entonces cuando se cierra el círculo
Es en ese lapsus, entre ignorancia y necesidad, donde el hombre se da cuenta
de que no puede ser un extraterrestre
y, de hecho, no es más que un hombre

El extraterrestre habla:

“No siento frío, es un miedo
colgado de mi espalda
lo oigo todavía, y no morirá
hasta que deje de oírlo
me seca la boca y se rebela
entre los músculos, volviéndolos sordos
me late vertebrado, me pesa
enrojeciéndose en el blanco de la diana”

“Burbujas salen gritando de todos los océanos
aprovechando rompientes
todas son agua, todos somos agua
la conciencia descansa sobre la red
como un muerto
la existencia está muerta, la humanidad preparada
y lista para morir ¡Fuego!”

“La compañía cómoda, la que te medita
a la que resuelves hasta que se marcha
la soledad insistente, la que se rodea de tus amigos
la que se acuesta con ella
la unión austera, sin más encima que nada
sin una grieta joven
tricolor es la bandera de la ausencia…”