23 oct. 2012

Madrid nunca volverá a ser la misma


Madrid se mueve por influjo de las nubes
que pasean nuestros perros y a nosotros
repicando las campanas con un ritmo
insospechado, han cambiado el tiempo
y las horas son mas lentas
nos dan pie a escucharnos, como antes
a olvidar el pasado sin demora
a reinventarnos

Las nubes a mi tarde han vuelto incierta
le han dejado dos páginas en blanco
dudo si las olvidé o si nunca fueron sueños
derramados sueños que no importan ya
dos páginas que harán mitos los detalles
construidos por las nubes que nos mueven

Madrid nunca volverá a ser la misma
será una balada, frenará sus gestos, parará a pensarse
envejecerá con calma

No hay comentarios:

Publicar un comentario