7 jul. 2009

Tú ya sabes
de tu efecto estimulante
pero, a veces, a tu imagen
recurrente, fascinante
la puede algún cansancio

Y despierto, en cada techo
al susto de tu ausencia
que se alarga con su revoloteo
de flash paralizante
de falso narcótico
de cierto y volante