18 ene. 2015

A contra luz


Disfruto observándote
leyendo a contra luz
descifrar tus ojos, fruncidos,
escudriñando las palabras

solía imaginarte
en la ventana de un paisaje,
definido por tu rostro,
donde no estuviste nunca

cambiaba el tiempo, un gesto tuyo
la bruma no te alcanzaba
abusabas de su albero, soleando
tu cristal
dando la espalda al puro invierno

y te quería en mi lugar, inspiradora
de un poema real, que otro escribiera
del no querer salir, si no es trepando
al alféizar que has creado en tus mejillas
y hasta el marco nacarado de tu sombra

No hay comentarios:

Publicar un comentario