21 may. 2013


Llegaran las palabras merecidas siempre tarde
pues la humildad tiene mala prensa en este mundo
será cuando el sol me saqué del desierto
como un náufrago con las manos abrasadas
como flecha a la deriva

Y es que en lo espejismos no abreva la brújula
y los oasis se confunden con dunas que cubren los oasis
porque un valle de arena te protege
y pasaré de largo, confundido en tu espejismo

A veces me siento una planta carnívora
de tus besos, que los descompone en risas
en flores color salamandra que avisan y atraen
como criatura bipolar, no culpable
y mis fauces se desharán en tu ausencia

Y olvidarán el latido puro, pausado y acompañante
como pelo deslizado entre los dedos
testigo silencioso

2 comentarios: